Cómo se hace el turrón

El resultado de sumar miel, azúcar, clara de huevo o albúmina y almendras tostadas, es…

El resultado de sumar miel, azúcar, clara de huevo o albúmina y almendras tostadas (preferiblemente de la variedad Marcona) es el turrón. Pero, pese a estar compuesto de ingredientes de fácil acceso, la fabricación de este dulce no es un proceso de elaboración sencillo y que todo el mundo pueda hacer en su casa, ya que para que sea bueno requiere ciertos controles y cuidados.

El primer paso es cocer las almendras para poder pelarlas mejor. Una vez sin la piel, se las somete a un proceso de secado y selección. Las que estén enteras se utilizarán para el turrón duro y las rotas, para el blando. Que se tuesten o no dependerá de la clase de turrón que se vaya a hacer. Con las almendras preparadas y catalogadas se procede a la elaboración del este producto tan navideño.

Lo primero es cocer a una temperatura muy elevada la miel y el azúcar al tiempo que se remueve. Después se le añade el resto de ingredientes como la albúmina y la almendra y se sigue agitando en caliente. Con la mezcla aún caliente, cuando ésta ha alcanzado la textura requerida, se vuelca en los moldes y se procede a su corte y envasado. Hay que tener cuidado ya que la masa resultante del proceso se endurece con facilidad. El resultado es una tableta (formato más común) lista para el consumo. Éste es, a grandes rasgos, el proceso de elaboración del dulce navideño por excelencia, aunque luego cada variedad requiere pasos adicionales.

Los tipos más comunes de turrón son el duro (con las almendras enteras y denominado de Alicante) y el blando (de Jijona), pero existen otras variedades como el de chocolate, con frutas, rellenos, con coberturas variadas… y de distintas categorías dependiendo del porcentaje de almendra que se haya utilizado en su elaboración. Así, el turrón se divide en categorías Suprema, Extra, Estándar y Popular. A más almendra, mejor calidad. Y a mejor calidad, mayor precio (en teoría). Dependiendo del tipo de turrón que sea (duro, blando o diversos), el porcentaje de almendras variará ligeramente, pero los varemos se mueven entre un 60% para la calidad Suprema y un 30% para la popular.

Para comprobar los precios, no hay más que pasearse por las estanterías de cualquier supermercado para comprobar que hay casi tanta variedad como tipos de turrones. Se puede comprar una tableta desde algo menos de 2€ hasta una por 8€ o 9€. El precio, supuestamente, tiene que ver con la calidad del producto, es decir, su porcentaje de almendra. En cuanto a si es mejor uno que otro y si compensa pagar más, en realidad, depende del gusto del consumidor, de si le apasionan las almendras, de si prefiere el de chocolate o el clásico…

Via

About these ads

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. luz elias
    feb 16, 2011 @ 14:03:59

    buenos días,seria posible que nos dieran una receta y el proceso en la elaboración de los turrones se ven deliciosos,y podría yo elaborarlos dios les bendiga.

    Responder

  2. luz elias
    feb 16, 2011 @ 14:08:01

    Gracias amigos, ya pude leer la receta no tiene cantidades pero experimentare. antes solo salia las fotos, son un amor.

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 55 seguidores

%d personas les gusta esto: